Disrupted, de Dan Lyons [Reseña]

Disrupted, My Missadventure in the Start-Up Bubble es un libro que cuenta la historia de Dan Lyons, un periodista cincuentón que acaba currando en una startup de marketing todo fancy, HubSpot. Lo Que Ocurrió A Continuación Te Sorprenderá.

Vale, lo primero es recalcar que aquí no hay buenos ni malos, mejor dicho, HubSpot sigue una horrible lógica de Capitalismo Con Sonrisa, depredador, explotador y siliconvaliano, mientras que Dan Lyons es, a grandes rasgos, un poco capullo (repito, periodista con 30 palos de experiencia que acaba currando rodeando de chavalines: se queja de que no hay insultos en las reuniones cuando -golpe en la barra, trago de vino- eso pasaba siempre en los medios donde ha currado él. Ese tipo de cosas).

Con estos mimbres, tenemos una historia un poco como las pelis de los Coen: personajes a los que les pasan cosas malas pero tampoco es que ellos sean santos o las estén tratando de evitar. ¿Sabes el marido que orquesta el secuestro de su mujer para sablar a su suegro, pero sale mal y la matan los secuestradores accidentalmente? Pues un poco así es lo que le pasa al protagonista de Disrupted cuando le hacen mobbing en el trabajo después de criticar en Facebook (con una audiencia de cientos de personas del sector) a su jefe, lo que provoca la típica crisis de reputación (o eso es lo que perciben en la empresa). A mí personalmente me gustan mucho este tipo de historias que me hacen pasar la página pensando “a ver qué idiotez lía quién en el siguiente capítulo”.

¿Por qué merece la pena leer Disrupted? DOS RAZONES

1. El retrato que hace de la empresa chachi-guay tecnológica en el siglo XXI, de las estartups y del sector del márketing, del vender humo y de pagar una mierda porque la peña se ha creído que tiene “una misión” dentro del negocio.

Todo lo que imagináis lo cuenta: gente pagadísima de sí misma, vendemotos, machistas, chungos en general, fiestas desenfrenadas EN la oficina para hacer equipo, instrumentos musicales y futbolín que nadie toca en el curro, horas extra que no paga nadie, gente despedida de un día para otro sin ningún tipo de indemnización… incluso durante una de esas fiestas promovidas por los jefes!!!!! No Pierdas La Sonrisa!!!! Te hace pensar que aquí todavía estamos en pañales e incluso si aquí existen las condiciones materiales para que tal lokura se implante. ¡No preocuparse, que lo vamos a ir viendo poco a poco!

HubSpot es una locura de empresa: vende software para mejorar las ventas de tu negocio con un brillante nuevo modelo que es el “inbound marketing”. Inbound es que tú vas a buscarlo (como cuando encuentras un post de un blog que responde a tu pregunta) en contraposición con outbound (que van a ti, te lo cascan sin que tú lo busques, como el anuncio de TV). ¿El problemilla? Que, a pesar de todo lo buenos que son, no hacen dinero. No ganan pasta. Siguen el modelo burbujil de CRECE CRECE CRECE VENDE TRINCA LA PASTA Y CORRE de tantas otras startups. Lo cual nos llevaría a la siguiente pregunta: ¿funciona el inbound o es simplemente un buen eslogan?

2. El retrato que hace del panorama de este tipo de empresa. Los datos, pasando del ejemplo concreto de HubSpot a las otras empresas del palo que están haciendo lo mismo. Alucina con Dan Lyons en su recuento de firmas que cada vez valen más dinero pero cada vez pierden más dinero (y no hacen ni un euro en beneficios). Acompaña a Dan Lyons en sus entrevistas con colegas de profesión de su edad que le dicen “qué haces ahí. Sal de ahí. SAL DE AHÍ”.

Si echas un vistazo a las puntuaciones que tiene este libro en GoodReads vas a ver que criticar a una startup es un poco como decir “los tíos son unos machistas”: vas a tener una legión de peña que te va a responder “PUES NO, TODOS NO”. Lo que pasa es que también vas a tener a gente que, efectivamente, por su experiencia, va a estar de acuerdo contigo. De ahí que haya 5 estrellitas y 1 estrellita y disparidad, en general.

Por cierto, Lyons ha acabado de guionista para la serie Silicon Valley. Eso me hace pensar que es un poco el Günter Wallraff de las startup: pasaba por allí, deja constancia de que es una mierda y se va. Supongo que hay gente que no lo tiene tan fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *