marca personal

En contra de la marca personal

marca personal

Si te dedicas al mundo de la publicidad, habrás oído hablar de la marca personal muy a menudo.

Si no te dedicas a ello pero estás en búsqueda activa de empleo, también te sonará.

La marca personal es, según Aleyda Solís,

“la gestión de un perfil personal como si fuera una marca. Las marcas personales al igual que las marcas normales tienen:

  • Un tono de comunicación definidos
  • Objetivos que se quiere alcanzar
  • Una cartera de productos y servicios
  • Valores diferenciales que le permiten destacarse ante su competencia

Usualmente los profesionales inician a desarrollar su marca personal por dos razones:

  1. Su carrera profesional se inicia a destacar.
  2. Necesita conseguir nuevas oportunidades laborales, ya sea a modo de freelancer o para la búsqueda de empleo”.

Oye, pues no suena tan mal. ¿Por qué, entonces, un artículo “en contra de la marca personal“?

El problema de la marca personal

¡Ojalá fuese un problema! ¡Son varios!

En este artículo, vamos a desglosar los problemas (incluso filosóficos) que entraña aceptar la marca personal como una forma válida de relacionarnos con el mundo, ya sea en redes sociales o a la hora de buscar un trabajo.

Plantea una solución individual a un problema colectivo

No: si tu padre trabaja su marca personal es probable que no vuelvan a darle trabajo de albañil, porque durante la burbuja inmobiliaria había trabajo y ahora ya no.

No: si los medios de comunicación echan a miles de personas a la calle y salen todos los años miles de personas diplomadas en periodismo es imposible que todas encuentren trabajo.

No: si hay un 25% de paro es porque el problema es estructural, no porque nos estemos esforzando poco.

: lo que predica la marca personal es meritocracia. Nos hace creer que todo depende de nosotros, de nuestra actitud. Pero no es cierto (por lo que hemos contado antes).

: si consigues “vender” tu “producto” y “tus servicios” como por ejemplo artículos a 20 euros, vas a seguir teniendo el problema de que te están pagando una mierda. Porque ahora mismo tener trabajo no garantiza tener un sueldo digno, te hayas currado tu marca personal o no lo hayas hecho.

: el problema del trabajo es, como ha sido siempre, un problema colectivo que afecta a todos los trabajadores, tengan en este momento o no trabajo. La fórmula para mejorar nuestras condiciones e incluso poder trabajar es luchar juntos, no “vendernos a nosotros mismos” en un mercado que, en realidad, no tiene ningún interés por nosotros.

Si todo el mundo hace lo mismo, nadie se diferencia de nada

Es probable que te hayas encontrado con guías, talleres, cursos (sí, algunos incluso cuestan dinero) que dan consejos sobre “marca personal”.

Pues bien: todos son el mismo.

No publiques fotos bebido en Facebook, cuidado con tus opiniones en Twitter, ponte una foto dinámica-pero-seria en Linkedin…

…di que eres proactivo, trabajador, estratégico…

¿Te suena?

Hagamos un ejercicio de ciencia ficción. ¿Qué pasaría si todos resaltásemos que somos dinámicos y serios, proactivas pero estratégicas, asertivos pero trabajadores…?

¿Qué pasaría?

Que seríamos la misma persona, ¿no?

¿Qué sentido tiene, en un mundo donde todas las “marcas personales” son la misma marca personal tener una marca personal individual?

¡Si eres igual que el resto!

Somos personas, no productos

“Marca personal”, “Véndete”, “Sé tu mejor comercial”…

No, en serio: entiendo que son metáforas.

De verdad que lo entiendo.

Simplemente, no me gustan porque nos dejan en el lugar del producto. De un objeto. No: yo no soy un objeto ni un producto. Soy una persona. Por lo tanto, no soy una marca. No soy una coca cola.

 

Por qué lo llaman “marca personal” cuando quieren decir “reputación”

Es una bonita palabra, esta.

Reputación.

Del latín reputatĭo , y esta de reputare (“calcular”) , de re- y putare (“ordenar”), según el Wikcionario.   

“Opinión, idea o concepto que la gente tiene sobre una persona o una cosa”, según la primera acepción que recoge la RAE.

¿No es eso lo que quieren decir con “marca personal”?

Pues ya está.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *