La brisca se juega con la baraja española. Es uno de esos juegos muy populares en nuestra tierra, y todo el mundo debería poder saber jugar a ella: viene de lujo para matar ratos muertos en vacaciones o entre clase y clase. El objetivo de la brisca es ser el jugador con mayor número de puntos al final de 8 rondas.

Aprende a jugar a la brisca:

Valor de las cartas en la brisca

Por orden de más puntuación a menor:

As: 11 puntos
Tres: 10 puntos
Rey: 4 puntos
Caballo: 3 puntos
Sota: 2 puntos
Siete, Seis, Cinco, Cuatro, Dos: 0 puntos

Cómo se juega a la brisca

La brisca es un juego muy sencillo. Para empezar, se reparten 3 cartas por jugador.

Tras repartir, la siguiente carta que aparezca es la que marcará el triunfo o la que pinta.

El resto se dejará en un montón boca abajo para robar.

Desarrollo del juego

Empieza el jugador que va de mano jugando cualquiera de sus cartas. Los demás deben tirar una de las suyas en base a la primera. Al grupo de cartas que se juegan en una mano se le llama baza.
El siguiente jugador al que le toca puede tirar cualquiera de sus cartas.

Cuando la carta de triunfo es un as, un tres, un rey, un caballo o una sota, el jugador que tenga el 7 del mismo palo puede intercambiarlas. La misma operación puede llevarse a cabo, de idéntica manera, para cambiar el 7, 6, 5 o 4 por el 2. Esta operación no se podrá realizar hasta que se gane una baza.

Finaliza una baza

Gana la baza el jugador que haya colocado el triunfo de valor más alto o si no hay triunfos la carta del palo de inicio (la primera que se ha tirado) de valor más alto.

Este jugador recoge la baza y las guarda hasta el final de la ronda. Al finalizar la baza todos los jugadores roban del montón mientras queden cartas.

El jugador que gana la baza empieza tirando en la siguiente mano.

Finaliza una ronda

Una ronda finaliza cuando no les quedan cartas a los jugadores. Se hará el recuento de puntos con las cartas que ha conseguido cada jugador.

Hay variantes entre los distintas regiones y en algunas se juega a la brisca de una manera diferente a la de otros. ¿Te suena?

¡Cuéntanos en los comentarios cómo juegas tú!

Vídeo: cómo jugar a la brisca

A continuación, puedes ver un vídeo con las instrucciones para jugar a la brisca.

Disrupted, My Missadventure in the Start-Up Bubble es un libro que cuenta la historia de Dan Lyons, un periodista cincuentón que acaba currando en una startup de marketing todo fancy, HubSpot. Lo Que Ocurrió A Continuación Te Sorprenderá.

Vale, lo primero es recalcar que aquí no hay buenos ni malos, mejor dicho, HubSpot sigue una horrible lógica de Capitalismo Con Sonrisa, depredador, explotador y siliconvaliano, mientras que Dan Lyons es, a grandes rasgos, un poco capullo (repito, periodista con 30 palos de experiencia que acaba currando rodeando de chavalines: se queja de que no hay insultos en las reuniones cuando -golpe en la barra, trago de vino- eso pasaba siempre en los medios donde ha currado él. Ese tipo de cosas).

Con estos mimbres, tenemos una historia un poco como las pelis de los Coen: personajes a los que les pasan cosas malas pero tampoco es que ellos sean santos o las estén tratando de evitar. ¿Sabes el marido que orquesta el secuestro de su mujer para sablar a su suegro, pero sale mal y la matan los secuestradores accidentalmente? Pues un poco así es lo que le pasa al protagonista de Disrupted cuando le hacen mobbing en el trabajo después de criticar en Facebook (con una audiencia de cientos de personas del sector) a su jefe, lo que provoca la típica crisis de reputación (o eso es lo que perciben en la empresa). A mí personalmente me gustan mucho este tipo de historias que me hacen pasar la página pensando “a ver qué idiotez lía quién en el siguiente capítulo”.

¿Por qué merece la pena leer Disrupted? DOS RAZONES

1. El retrato que hace de la empresa chachi-guay tecnológica en el siglo XXI, de las estartups y del sector del márketing, del vender humo y de pagar una mierda porque la peña se ha creído que tiene “una misión” dentro del negocio.

Todo lo que imagináis lo cuenta: gente pagadísima de sí misma, vendemotos, machistas, chungos en general, fiestas desenfrenadas EN la oficina para hacer equipo, instrumentos musicales y futbolín que nadie toca en el curro, horas extra que no paga nadie, gente despedida de un día para otro sin ningún tipo de indemnización… incluso durante una de esas fiestas promovidas por los jefes!!!!! No Pierdas La Sonrisa!!!! Te hace pensar que aquí todavía estamos en pañales e incluso si aquí existen las condiciones materiales para que tal lokura se implante. ¡No preocuparse, que lo vamos a ir viendo poco a poco!

HubSpot es una locura de empresa: vende software para mejorar las ventas de tu negocio con un brillante nuevo modelo que es el “inbound marketing”. Inbound es que tú vas a buscarlo (como cuando encuentras un post de un blog que responde a tu pregunta) en contraposición con outbound (que van a ti, te lo cascan sin que tú lo busques, como el anuncio de TV). ¿El problemilla? Que, a pesar de todo lo buenos que son, no hacen dinero. No ganan pasta. Siguen el modelo burbujil de CRECE CRECE CRECE VENDE TRINCA LA PASTA Y CORRE de tantas otras startups. Lo cual nos llevaría a la siguiente pregunta: ¿funciona el inbound o es simplemente un buen eslogan?

2. El retrato que hace del panorama de este tipo de empresa. Los datos, pasando del ejemplo concreto de HubSpot a las otras empresas del palo que están haciendo lo mismo. Alucina con Dan Lyons en su recuento de firmas que cada vez valen más dinero pero cada vez pierden más dinero (y no hacen ni un euro en beneficios). Acompaña a Dan Lyons en sus entrevistas con colegas de profesión de su edad que le dicen “qué haces ahí. Sal de ahí. SAL DE AHÍ”.

Si echas un vistazo a las puntuaciones que tiene este libro en GoodReads vas a ver que criticar a una startup es un poco como decir “los tíos son unos machistas”: vas a tener una legión de peña que te va a responder “PUES NO, TODOS NO”. Lo que pasa es que también vas a tener a gente que, efectivamente, por su experiencia, va a estar de acuerdo contigo. De ahí que haya 5 estrellitas y 1 estrellita y disparidad, en general.

Por cierto, Lyons ha acabado de guionista para la serie Silicon Valley. Eso me hace pensar que es un poco el Günter Wallraff de las startup: pasaba por allí, deja constancia de que es una mierda y se va. Supongo que hay gente que no lo tiene tan fácil.

Lo primero que se podría decir de Un habitante de Carcosa de Ambrose Bierce es que esto ya lo habéis leído mil y una vez, ¿no? Para eso estamos en el 2016 y se han reeditado 50 pares de veces los cuentos de Poe y la primera etapa de Lovecraft, ¿no? PUES NO.

Las historias de fantasmas de Ambrose Bierce están escritas con un estilazo que me ha dado igual conocerme la mayoría de giros y clichés. Lo de menos es la sorpresa final (ojo, que algunos sí que me han sorprendido), lo importante es el recorrido (coño, como la vida, ¿no? Toma analogía facilona y cogida por los pelos, se me acaba de ocurrir). Lo que más me ha gustado es que tiene mucha ironía fina y muchos adjetivos muy buen puestos, eso es lo que hay en el habitante de Carcosa, CLASE, FLOW, SWAG DECIMONÓNICO.

Si conoces a alguien a quien le flipen los cuentos de aparecidos y de la fina línea entre el bollo y el hoyo, esta es la opción adecuada. Si eres tú mismo… pues eso, ¿no ves que le he puesto cinco estrellas?

A mí, personalmente, me ha flipado cómo describe muchas de las muertes de los desdichados (o no tanto) personajes. Mi preferida creo que es la del sepulturero al que le hacen un hueco los vecinos de su pueblo (en el cementerio, se entiende) o esta que transcribo a continuación por pretenciosidad máxima: “John Mortonson había muerto: había recitado su parlamento en la tragedia titulada ‘Hombre’ y había abandonado el escenario”.

Bitter Bierce

La biografía de Bierce es la que tiene que ser para un autor de sus características: similar a la de uno de sus relatos. Le pusieron “bitter”, amargo, de sobrenombre por su carácter y desapareció en 1913 tras cruzar la frontera con México.

Por lo visto, en una de sus últimas epístolas decía “Adiós. Si oyes que he sido colocado contra un muro de piedra mexicano y me han fusilado hasta convertirme en harapos, por favor, entiende que yo pienso que esa es una manera muy buena de salir de esta vida. Supera a la ancianidad, a la enfermedad, o a la caída por las escaleras de la bodega. Ser un gringo en México. ¡Ah, eso sí es eutanasia!”.

Un cachondo, vaya.

Audiolibro: Un habitante de Carcosa

Si quieres tener una pequeña muestra de lo que vas a encontrar en Un habitante de Carcosa antes de adquirirlo, puedes escuchar este Audiolibro (es el de mejor calidad que he encontrado en Youtube) con el relato que da nombre al libro.

Son veinte minutillos, merece la pena y el narrador conoce su oficio.

No esperamos volver vivos está dividido en dos partes. La primera se puede leer a las 8.00h en transporte público un lunes gris de octubre mientras vas al trabajo. La otra, no.

El tema del lejano oriente en general y Japón en particular (en particular, pero abarcando cualquier cosa que se te ocurra cuando oyes “japón”) es una constante en la fantasía y la ciencia ficción occidentales. Lo curioso es que, en muchos casos, el Japón que llega aquí es uno filtrado, incompleto. Seguro que alguna vez has oído algo de estilo “estos japoneses, están muy locos”, a lo mejor hablando de Humor Amarillo o de algún tipo de hentai del que jamás habías oído hablar. Me resulta muy curioso cómo se soluciona la papeleta de explicar Japón, o explicar las cosas que nos llegan de Japón, por el lado más sencillo: simplemente, no se explica. Es como si fuesen así. Sin más. Caídos del cielo, llegados de otro plantea, exóticos, lejanos, allá, los otros. Sin embargo, eso no quiere decir que no haya quien lo explique, quien contextualice Japón. No esperaba encontrar eso en No esperamos volver vivos, pero lo cierto es que lo encontré.

La primera parte es una explicación bastante detallada de la Restauración Meiji y todo el tema del imperialismo japonés de finales del XIX y principios del XX. Esto está muy bien porque, además de ser muy curioso, es una cosa que no te cuentan en el cole cuando se estudia la Segunda Guerra Mundial. No sé, yo era un poco la sensación que tenía en el instituto, que de pronto aparecían unos notas ahí en el culo del mundo que iban con los nazis y cuyos civiles se comen la bomba nuclear, peor ni idea de por qué, ni una puñetera explicación, ¿cómo que había unos pollos que se subían al avión y se empotraban contra los barcos de Pearl Harbor? ¿Qué motivaciones tenían, cómo llegaban a eso, CÓMO? Bueno, pues te lees esto y más o menos te queda claro. 5/5

La segunda parte son cartas de soldados japoneses, principalmente jóvenes y con estudios, que mandaban a sus seres queridos desde el frente, la reserva o la cárcel. Hay de todo, pero básicamente es gente que no quería estar ahí pero tenía que estar porque el Emperador y el Imperio eran lo más grande pero en realidad querían estar en su keli con sus churumbeles pero el Emperador pero por favor socorro que me saquen de aquí. Hay algunas cartas muy bonitas, con estilazo, y otras más normales, pero en general son bastante destrozacorazones. Incluso hay una de uno al que condenan a muerte y está ahí flipando, “cómo iba yo a imaginar que no iba a llegar ni a los 30 y que iba a conocer el día de mi muerte”.

Spoiler: todos mueren.

 

Charles Ernest Butler Rey ArturoLa fantasía épica (que en la Wikipedia se empeñan en decirnos que es más acertado decir “fantasía heroica“) es un subgénero dentro del amplio género fantástico.

Aunque es más común su presencia en la literatura, también se encuentra en otros formatos como puede ser el cómic, el cine, las series de televisión de reciente aparición o distintos tipos de juegos (ya sean de rol, de estrategia o de cartas).

En este post de Fantaciencia, hemos decidido abordar un género tan importante como este para poder divulgar los conceptos básicos de este tipo de literatura.

Sigue leyendo para conocer sus características, sus influencias, sus autores consagrados y las sagas más importantes. ¡Seguro que encuentras un nuevo libro que no conocías!

Continue reading “La fantasía épica: características, autores y libros”

Uno de los clásicos blogs de miniaturas, ¡Cargad! ha mantenido su aspecto de blog tradicional en lugar de hacer como otros, del estilo FanHammer, que apostaron por un rediseño más “de ahora”, asemejándose a un medio de comunicación online tradicional.

Tiene una comunidad fiel, de esa que sí que da ganas de leer qué opinan en los comentarios, no como en otros lugares.

Te gustará ¡Cargad! si…

Te lo tomas con calma y te gusta leer opinión… pero opinión fundamentada. Aunque publican noticias y artículos ligeros, la gran mayoría de los posts de ¡Cargad! tienen un toque muy, muy personal.

Creo que es gracias a esta característica que han conseguido mantenerse como referentes en lo que a juegos frikis en general y de wargames y miniaturas en particular se refiere.

¿Visitas ¡Cargad!? ¿Has usado sus Manuscritos de Nuth alguna vez? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

En su página de Facebook, FanHammer se define como “Blog dedicado a los gustos de la gente especial. Frikis del mundo, amantes del Warhammer, de la ciencia ficción, de los juegos de rol y sagas fantasticas”.

Y, ojo, no es mentira. Sin embargo, FanHammer es algo más que eso. Es más que un blog (aunque hay grandes blogs todavía, como ¡Cargad!). A estas alturas, tiene mucho más aspecto de periódico que muchos medios de comunicación “serios” (quiero decir, generalistas, no especializados) y en algunos casos, hasta más colaboradores que ellos.

El caso es que los conocí por casualidad y ahora, de vez en cuanto, me paso por ahí a ver qué cuentan.

Te gustará FanHammer si…

Tienes tiempo. La cantidad de artículos que publican puede desbordar a las personas que sigan las novedades de algún juego y no el de los miles que existen. Como contrapunto, obviamente, esto convierte a FanHammer en un lugar de referencia donde ir a cotillear a ver qué está pasando mientras tomamos el café. Vamos, como el que ojea el Marca mientras se toma el café.

No solo eso, es que además tiene infinidad de recursos, blogs satélite e incluso el foro FanHammer, además de una tienda. Estamos hablando de que el concepto “blog friki” se les quedó pequeño hace tiempo.

¿Qué te parece? ¿Consultas información en FanHammer? ¡Danos tu opinión en los comentarios?

 

mordheimMordheim es un juego de escaramuzas o wargame de la factoría Games Workshop. Mientras que Necromunda está emparentado con Warhammer 40K, Mordheim lo está con la otra franquicia de oro, Warhammer Fantasy.
Como el anterior juego, se trata de un “juego de especialista” que la marca británica abandonó después de un tiempo y que actualmente no tiene estatus de oficial, pero que gracias a los fans del hobby se sigue jugando.
Igual que Necromunda, se trata de un juego muy atractivo porque, para empezar, resulta barato jugar: con tan solo una banda de entre 10 ó 12 miniaturas ya tienes todo lo que necesitas (bueno, también necesitas al menos un contrincante con otra banda de Mordheim, claro). Un poquito de escenografía, algo más de imaginación y ya está, a jugar. Este también es un juego donde cada una de las miniaturas que integran tu banda va evolucionando a lo largo de las partidas, por lo que tiene ese componente de juego de rol y, al mismo tiempo, hace que ninguna banda de Mordheim sea igual a otra.

Manual de Mordheim en castellano [PDF]

Gracias a los amigos de Lapzigwhunter podemos descargar el manual de Mordheim en PDF en castellano, alojado en un foro del hobby, cómodamente. Os dejo en enlace a su página aquí y os recomiendo que le echéis un vistazo porque tienen más cosas para descargar de lo más útiles.

Trasfondo de Mordheim

Las aventuras de este juego están ambientadas en el año 2000 del Mundo de Warhamer Fantasy y tienen lugar, sobre todo (aunque se puede jugar en otros escenarios) en la llamada Mordheim, una ciudad maldita sobre la que cayó un meteorito de dos colas, destruyéndola casi por completo. Los supervivientes (pocos) de lo sucedido se hicieron eco del accidente y, además, empezaron a hacer correr rumores sobre una piedra, probablemente proviniente del meteorito, que tenía unos poderes nunca vistos antes. Por su puesto, lo que ocurrió es que mercenarios y aventureros de las más dispares razas del mundo de Warhammer se decidieron a aventurarse en la ciudad para saquearla y encontrar dicha piedra. Allí, además de enfrentarse entre ellos, también se enfrentarán a los horrores que el impacto del meteorito trajo consigo…

Bandas de Mordheim

Como Games Workshop dejó de preocuparse por el juego, las bandas oficiales han sido expandidas y actualmente muchos jugadores de Mordheim se divierten no solo jugando sino también creando combinaciones de ellas. De todos modos, las bandas oficiales eran las siguientes:
  • Banda de Amazonas
  • Banda de Hombres Lagarto
  • Banda de Sombríos Altos Elfos
  • Banda de Caballeros de Bretonia
  • Banda de Incursores Hombres Bestia
  • Bandidos del Bosque de Stirwood
  • Banda de Elfos Oscuros
  • Banda de los Mercenarios de Tilea
  • Buscadores de Tesoros Enanos
  • Banda de Guerreros de Averland
  • Banda de Luchadores de Pozo
  • Cazadores de Brujas
  • Banda de Guerreros de Ostland
  • Banda de No Muertos
  • El Culto de los Poseídos
  • Banda de Guerreros Kislevitas
  • Banda de Orcos y Goblins
  • Feria Ambulante del Caos
  • Banda de Guerreros Nórdicos
  • Banda de Piratas
  • Mercenarios Imperiales
  • Banda de Hermanas de Sigmar
  • Banda de Skavens
  • Hijos de Hashut

necromundaNecromunda es un juego de miniaturas o wargame de escaramuzas de la marca Games Workshop.

Igual que Mordheim era el “hermano pequeño” de Warhammer Fantasy, Necromunda es una especie de hijo de Warhammer 40K.

Está dentro de los llamados “juegos de especialista” que la marca hizo proliferar durante los años 90 y, actualmente, está descatalogado como tantos otros. A pesar de no ser oficial para la marca, muchos jugadores siguen disfrutando de la ambientación y las reglas de este juego.

Actualización en agosto de 2017

¡Ahora sí! Games Workshop ha publicado un post en su página de comunidad donde confirma que Necromunda ha vuelto. Por lo que parece, va a llamarse Necromunda Underhive. No hay mucha más información hasta el momento pero parece claro que el juego ha vuelto y que veremos nuevas miniaturas muy pronto.

Manual unificado de Necromunda

Desde la página El descanso del escriba nos enlazan el manual unificado de Necromunda. Está en inglés, eso sí.

Trasfondo de Necromunda

Necromunda es un planeta catalogado como Mundo Colmena, como tantos otros que existen en el universo de Warhammer 40.000. Si conoces este, uno de los dos juegos principales de Games Workshop, ya te puedes hacer una idea de cómo va la cosa.

Lo interesante de este juego es que profundizaba en aspectos que el 40K apenas sí mencionaba. Por ejemplo, el planeta se encuentra, concretamente, en el Segmentum Solar y su característica más destacada es que se trata del productor número uno de recursos bélicos, como munición, de la Guardia Imperial. En sus fábricas se ensamblan todo tipo de armamento, ya sean rifles láser, ametralladoras o bólters, entre otras armas. Además de armamento de ese calibre, este mundo es uno de los proveedores de tropas para la Guardia Imperial. Otra de sus características es que, como tantas otras ciudades colmenta, sus callejuelas y tabernas están plagadas de despiadadas bandas de criminales.

¿Has visto? En apenas unas líneas, eran capaces de darle un trasfondo muy interesante, más allá del “marines contra orkos” de siempre. Las bandas de Necromunda son muy numerosas y de distintos orígenes y pelajes. Algo muy interesante es que podías crearlas tú mismo.

La caja de Necromunda

Como cuentan en ¡Cargad!, este juego se comercializó con una caja en la que se incluían dos bandas de plástico más escenografía. Más adelante, fue ampliado (al principio no había muchas bandas pero luego fueron saliendo más de manera oficial). Como en Mordheim, en Necromunda cada integrante de la banda acababa por evolucionar a medida que se sucedían las escaramuzas (y sobrevivían, claro).

Para muchos fans de los wargames, los juegos de escaramuzas suponían un gran soplo de aire fresco. Costaba menos dinero poder echar una partida (fíjate, con la banda de la caja y un par de minis más que te gustasen lo tenías hecho) y se requería menor preparación (¡incluso venía escenografía en la propia caja de inicio!). Del mismo modo, la personalización de cada uno de los integrantes de la banda dotaba a estos juegos de un aire rolero muy, muy interesante. Un marine espacial y otro marine espacial son iguales… pero después de tres o cuatro partidas, ningún integrante de una banda de Necromunda era igual a otro.

el espia que se perdioEl espía que se perdió es un juego de cartas al estilo “pueblo, duerme“, pero con una mayor sofisticación, nada usar naipes de la baraja española, qué va.

En este caso, los jugadores asumen distintos roles que se asignan de forma aleatoria. Básicamente, el grupo de juego queda dividido en dos facciones: por un lado, los jugadores que sí saben dónde están; por otro, el espía que se perdió.

¿Cómo sabemos si estamos en un lado o en el otro? Porque se reparten unas cartas (hay un mazo por cada localización). La mayoría de las cartas muestran la localización y un rol para cada jugador (se puede jugar con o sin el rol, porque lo hace un poco más complicado). Sin embargo, hay un jugador que no recibirá la localización sino una carta de espía.

Mecánica del juego El espía que se perdió

¿Cómo funciona El espía que se perdió? A base de preguntas y respuestas. Un jugador pregunta a otro jugador algo relacionado con la localización donde se encuentran. Esto es sencillo para los jugadores que sí saben dónde están pero, al mismo tiempo, no deben descuidarse para no darle pistas al espía.

Por ejemplo, si los jugadores están en la estación espacial y el que pregunta no es el espía, puede preguntarle a otro jugador algo como “¿En qué medio de transporte hemos llegado hasta aquí?”. Caben varias posibilidades. Si el jugador preguntado es el espía y no sabe que está en la estación espacial, podría delatarse al responder “en transporte público”. O tal vez no, tal vez sea muy buen jugador y responda algo como “Hemos venido en un medio de transporte privado, no en transporte público”, que podría servir para distintas localizaciones. Del mismo modo, si el jugador que sabe que está en la estación espacial pregunta “¿Cómo vamos a volver a casa desde aquí?” podría darle una pista muy valiosa al espía, que se dará cuenta de que están en un lugar alejado. ¡Hay que tener cuidado con todo esto!

Te gustará si te gustan los juegos de ingenio y labia o si eres de esas personas capaces de mentir sin tartamudear. En caso contrario, tal vez lo pasas muy, muy mal.

Además, me he enterado por Zacatrus de que hay en camino una segunda parte del espía que se perdió que, por lo visto, va a tener todavía más localizaciones, va a ampliar el número de jugadores a 12 y además va a tener partidas con más de un espía. A mí me suena a demasiado pero es porque soy un paquete y no se me da bien el juego.

Si tienes curiosidad por ver una partida real, puedes ver el siguiente vídeo:

Fundas necesarias: estándar (63,5 mm x 88 mm).