reglas de pathfinderHubo un tiempo en el que los jugadores de rol enamorados de la ambientación “medieval inventao” (o, más seriamente, “fantasía épica”) tenían una taberna amigable a la que retornar siempre: Dungeons & Dragons.

El mítico juego, una institución que ha trascendido el rol y ha llegado a tener serie de dibujos animados, cómics, novelas e incluso una película muy serie B, ha sido un referente durante 40 años entre los jugadores, incluso entre aquellos que preferían otras ambientaciones.

El mítico sistema con dados de 20 y el “mazmorreo” (entrar a fuego y acero en una cueva o guarida, asesinar a todos los bichos, sortear trampas y quedarse con el tesoro) parecía imperturbable como referente. Hasta que llegó Pathfinder.

Empresarios liándola en tu zona

Todo empieza, como muchas historias dentro del mundillo de los juegos, como una gran empresa pasándose de lista o imponiendo su modelo.

Paizo Publishing publicaba material para el juego de rol Dungeons & Dragons hasta que Wizards of the Coast, compañía a la que pertenece D&D, decidió que ya no iba a renovarles más. Esto ocurrió en el año 2007.

Los responsables de Paizo Publishing no se amedrentaron y siguieron adelante… publicando su propio contenido como una alternativa a la última versión de Dungeons and Dragons (la cuarta edición, en aquel entonces).

Así que más o menos un año después lanzaron su juego, Pathfinder, ganando varios premios y convirtiéndose en años venideros (2011 a 2013) en un referente, hasta el punto de ser el juego más vendido en varias temporadas sustituyendo a D&D, que había sido el más vendido desde 1974.

La historia recuerda un poco a cómo ciertas decisiones empresariales de Games Workshop acabaron por fomentar que otros juegos y escultores se llevasen parte del pastel que había sido monopolio de estas grandes empresas.

Los cambios de Pathfinder

Aprovechando que era su propia versión del juego, los responsables de Pathfinder incluyeron una serie de modificaciones que convertían a su juego en algo más allá que un mero sustituto. ¿El objetivo de estos cambios? Mejorar el equilibrio y por ende el juego.

Golarion es el nombre del mundo donde se desarrollan las aventuras de aquellos que usen Pathfinder, un lugar más o menos genérico, pero no exclusivo de este set de reglas. Es decir: con las reglas de Pathfinder, se puede jugar en otros mundos (como Faerun, de Reinos Olvidados, por ejemplo).

Y tú, ¿a qué juegas? ¿Te quedaste con el D&D? ¿Te pasaste a Pathfinder? ¿Te da un poco igual? ¡Deja un comentario y cuéntanoslo!