¡Pérfidas!, de Tamara Romero [Reseña]

perfidas tamara romeroTengo una sensación. Hay gente que IMITA a Quentin Tarantino y hay gente que COMPARTE FORMAS con Quentin Tarantino.

Los primeros hacen castañas sin alma, perdidos en un mar de referencias por las referencias, sin tino ni gusto. Los segundos crean obras-gólem, constructos a los que insuflan vida propia, pero de verdad VIDA, ALMA, y se les puede meter en el mismo saco que al director americano pero no subordinados a él sino en el mismo espectro, en el mismo mundo, en la misma dimensión, en el mismo eje, en la misma galaxia creadora.

No sé si me explico.

De los primeros, de los imitadores, hay muchos y de los segundos no tantos. Creo que la directora Ana Lily Amirpour es una de las segundas, y creo que la autora Tamara Romero también.

¿Sabéis los libros estos en los que el Lazarillo de Tormes se enfrenta a zombis porque es gracioso, porque jajá, qué ocurrencia? Que después de 250 páginas piensas “ya vale con la bromita, ¿no?” Pues ¡Perfidas! está en las antípodas. En lugar de hacer girar una historia en torno a una anécdota, la historia está construida con cientos y cientos de pequeñas piezas de un rompecabezas molón: un zombi aquí, un puñado de luchadoras allá, un toque X-Men por aquí, otro tanto de realismo mágico, una banda de hair metal, un espíritu que curra en la radio… y, al final, el todo es mucho más grande que las partes.

¡Pérfidas! es como si una alquimista supiese exactamente cuánta dosis de cada componente hay que añadir para convertir el plomo en oro, y además te deja con esa sensación febril de los mineros que iban a buscarlo al salvaje oeste: QUIERO MÁS.

Contraportada:

El desenlace del enfrentamiento entre La Volcánica Magma (Pérfidas) y La Bella Nima (Lúcidas) provoca un cataclismo en Valtidia, capital mundial de la lucha libre femenina. Tras el combate, la joven luchadora Mazas es secuestrada por error, al confundirse su identidad con la de su compañera pérfida, la siempre enmascarada Magma.

Orquestadas por Alexia Vartel —su representante—, y bajo la atenta vigilancia de las Ruedas de seguridad que custodian Valtidia, el supergrupo de luchadoras Las Pérfidas emprenderá la búsqueda de su compañera desaparecida seguidas de cerca por unos excéntricos ayudantes: el obstinado locutor de Radio Eterna, Ryder Alegría y su invisible asistente Wah Wah, que se sumarán a esta aventura con el objetivo de responder en rigurosa exclusiva a una pregunta que resuena constantemente en los hogares de los aficionados al deporte estrella. ¿Qué secreto guarda la luchadora más en forma del torneo debajo de esa máscara a la que jamás renuncia?

Una historia de lucha libre, sociedad del espectáculo y varicela, de la mano de las…

¡PÉRFIDAS!

Ellas son La Mujer Azul, Rusia, Petróleo, Hiedra, Las Trillizas, Sor Muerte, Estigma, La Ciega, La Vigilante, Mazas y Magma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *