Spectral Ascent – Kabbalah (Stoner, Occult Rock, 2017)

Ya llevo bastante tiempo interesado en todo el tema del rock ocultista actual, que bebe directamente de los ’70 pero que trae cosas nuevas al panorama. Bandas como Jex Thoth o Blood Ceremony son conocidas internacionalmente pero… ¿qué hay de por aquí cerca?

Desde Pamplona, Kabbalah.

A ver, el tema del rock ocultista (occult rock, en inglés) es al final un elemento común que tienen muchas bandas que luego en realidad son muy diferentes entre sí. De las que hemos mencionado antes, Jex Thoth es doom metal a muerte, superatmosférico, con riff pesados y lentos; Blood Ceremony, sin embargo, recuerda al rock con flauta, a Jethro Tull, a Focus y a Ñu.

Kabbalah, por su parte, son muy stoner  pero tienen ese rollo que te hace pensar en un akelarre en lo más profundo del bosque, con melodías pegadizas y voces evocadoras. La canción Dark Revelation es 100% una invocación, aunque a tal vez mi preferida, por el contraste que crean con el piano, es Resurrected.

Buenísimo de cabo a rabo.

Kabbalah según Kabbalah

Biografía (de su Facebook):

Kabbalah es un nuevo proyecto firmado por Carmen y Marga, antiguas componentes de Las Culebras, que tras varios discos y un amplio recorrido por los escenarios del rock glamuroso nacional, inician un nuevo camino hacia ambientes más oscuros, mirando hacia los 70 con una clara predilección por lo oculto, la brujería, y los sonidos escalofriantes pero manteniendo la melodía como bandera.

Debutan en 2013 con un EP que marca los pasos a seguir, al que sigue “Primitive Stone” en 2015, consiguiendo muy buenas críticas. Su sonido ha sido definido como fuerte, enigmático y fascinante, y se mueve entre destellos de occult rock, retro de los 70 y clásico heavy-psicodélico de finales de los 60.

La banda se consolida a finales de 2015 con la entrada de Alba a la guitarra, afianzando aún más su sonido, y con esta formación se dispone a grabar su tercer EP, en el que seguirán explorando la oscuridad mediante ritmos hipnóticos y melodías electrizantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *