Estéticamente, éticamente, ciudadanamente, un 10

Si me hubiese encontrado esta modificación de la bandera de la Comunidad de Madrid a lo soviético en otro contexto, es decir, fuera del Twitter del partido político de derechas Ciudadanos, pensaría que es obra de alguna diseñadora muy jefa que, medio en broma medio en serio, nos ha propuesto ser una República Socialista, aunque solo sea simbólicamente.

Pero nada más lejos de la realidad: es un intento de ataque a los partidos progresistas / de izquierdas / más o menos de izquierdas que se presentan a las elecciones en la Comunidad de Madrid, el soe, Más Madrid (la candidatura de Errejón, emparejada con la de la actual alcaldesa Manuela Carmena) y Unidas Podemos (con Isabel Serra como cabeza de lista).

Como buenos fans del emprendimiento, estoy seguro de que a C’s les ha hecho ilusión ver que La Lokomotora, tienda de ropa con motivos progresistas, ha aprovechado el diseño para sacar camiseta nueva.

Mientras tanto, en Twitter pues lo de siempre, nos hemos echado unas risas. El número 5 de la candidatura de Más Madrid a la Comunidad de Madrid, Héctor Tejero (que es investigador contra el cáncer y está muy a tope con el cambio climático), ha hecho su propio diseño con otra de esas señas de identidad madrileñas: el bocata calamares.

No sabemos qué efecto real va a tener esta papanatada propagandística (¿Ser más PP que el PP? ¿Quitarle votos a Vox? Con las derechas nunca se sabe) pero por lo pronto ha puesto sobre la mesa que el rojo y amarillo también son colores de izquierdas. Como ya pasó en las elecciones generales, el rechazo a las salidas de tono de la derecha lo puede capitalizar la izquierda aunque solo sea por no asociarse con alguien que cree que Manuela Carmena es Iósif Stalin.

Si, como a los de Rivera os da miedo “el socialismo”, la opción de Gatavagabunda es ultramadrileña y ultracuqui a partes iguales.