EtiquetaEditorial Pulpture

La editorial Pulpture es una compañía española que edita libros de «intensa ficción», con el rollo pulp de ser baratos y de consumo rápido, como se hacía a principios del siglo XX. Sacan adelante tanto textos originales como traducciones de clásicos (conocidos o no tan conocidos).

Una iniciativa muy interesante. Podéis visitar la página oficial de la editorial Pulpture para saber más.

Estas son las reseñas que hemos publicado de libros editados por Pulpture:

Dos pieles (2020, Varias autoras)

La editorial Pulpture, con la traductora Sofía Barker como ariete de la difusión cultural, está llevando a cabo una espectacular labor de selección, traducción y publicación de obras cortas de autoras de terror, fantasía y ciencia ficción que no habíamos podido leer en castellano/en España antes.

dos pieles pulpture
Portada de Dos pieles

Este febrero de 2020 publican su hasta la fecha última obra en esta dirección, Dos pieles, con relatos de Susan Palwick, L.D. Lewis, Suzan Palumbo y Priya Sharma. Antes, pudimos leer Agua en los pulmones (VVAA) y Un descanso para los muertos (Lucy Taylor).

Dos pieles, cuatro historias

El prólogo que abre esta antología marca la intención no solo de este libro sino de, al menos, los tres últimos traducidos por Barker que mencionamos y, en general, de esta línea de publicaciones de Pulpture: escritoras de género hay, todas las que quieras, otra cosa es que no las conozcamos. Pero no pasa nada, no te preocupes, ya está Barker escaneando el ciberespacio para que te llegue a ti, a tu casa, Pulpture mediante, una selección de lo superior entre lo mejor.

Aunque creo que Agua en los pulmones y Un descanso para los muertos tenían de distinta forma una cohesión interna más fuerte, la ventaja de Dos pieles es que las cuatro historias tienen en común un mínimo; el cambio físico, así que si no te gusta una lo más probable es que puedas saltar a la siguiente, suficientemente lejos de la primera como para que tal vez, esta vez sí, sea de tu agrado. Sabiendo que son cuatro autoras inéditas, es sencillo acercarse a la obra con la mente abierta. A mí me han gustado mucho las cuatro historias que componen este volumen y el hilado entre ellas funciona.

Todas tienen un punto muy reconocible, esa dicotomía entre lo que somos y lo que presentamos ante el resto del mundo (a veces las amistades, a veces la familia, a veces los desconocidos) que somos. Mi preferido, Chesirah de L.D. Lewis, es una suerte de space opera claramente anticolonial y antiesclavista donde una fénox (que vive ciclos cortos de vida-muerte-resurrección) busca su ansiada libertad intentado que nadie se dé cuenta de que es una fénox.

El resto de relatos se mueven en un espectro un poco más malrollero, en algunos casos con escenas cercanas al body horror y a ratos tocando temas ciertamente tabú, que no reproduciré aquí por no estropear la sorpresa y para evitar que Google me censure. No es una antología de terror, pero se queda muy cerca.

Hay un tipo de transformación que esperaba encontrar y me he dado con un canto en los dientes (y solo me he dado cuenta después; no la he llegado a echar de menos): la modificación traumática y por sorpresa, como la del infectado por licantropía que no sabe que el lobo que le atacó era algo más que eso. En los cuatro relatos de Dos pieles, las protagonistas saben que tienen dos pieles.

UNA ANTOLOGÍA DE AUTORAS INÉDITAS EN ESPAÑA
Dos pieles presenta cuatro historias ampliamente premiadas y laureadas en el mercado anglosajón que, desde sus distintos géneros y autorías, abordan temas comunes: todas las protagonistas se ven sometidas a cambios (físicos, pero también de otras índoles) y deben emprender un viaje de desarrollo personal que les permita aceptar, en mayor o menor medida, lo que son y qué responsabilidades conlleva serlo.

Dos historias de ciencia ficción, una de ellas space opera, y otras dos de fantasía que reflejan la versatilidad de sus autoras.

Índice
Rehabilitaciones, de Susan Palwick
Chesirah, de L.D. Lewis
La atracción de la manada, de Suzan Palumbo
Bestias Fabulosas, de Priya Sharma

http://pulpture.com/dos-pieles/

La noche del Vacío (Antonio Sancho Villar): carlistas steampunk del espacio exterior

Portada de La noche del Vacío de Antonio Sancho Villar

Dice el autor, Antonio Sancho Villar, en el prefacio de La noche del vacío (Pulpture, 2018) que los carlistas son los nazis de aquí, y la verdad es que yo diría que no, que los nazis de aquí son los franquistas, con una principal diferencia, que es que los de aquí duraron (duran) mucho más tiempo que los de allí, para nuestra desgracia.

Con lo que sí estoy de acuerdo es con que los carlistas son unos malos muy interesantes, creo que más cómodos (por perdedores perpetuos y por distancia temporal) que los fachas, a los que mola mucho ver como villanos de novelas de a 6 euros.

Tanto carlistas como fachas/franquistas son, en cualquier caso, unos buenos sacos de arena comehostias para que los héroes de nuestra imaginación se desquiten y hagan prevalecer valores más interesantes que los nac(z)ionales.

En La noche del vacío, los fans de Zumalacárregui y Carlos María Isidro de Borbón vienen que ni pintados para dar color a una España lovecraftiana-steampunk-andalusí que en nuestro plano de la existencia jamás existió pero quién sabe si en un universo paralelo es así, tal cual.

Crítica en tres palabras: Cortito y redondo.

PD: Me uno yo también a la petición de más ficción con carlistas (y añado, franquistas), que haberla hayla pero nunca sobran las ingloriousbasteradas.

Más allá de la Costa Nómada de J. R. Plana [Reseña]

Lo que me ha resultado más interesante de Más allá de la costa nómada es la relación entre los dos personajes principales, que presenta una manifiesta desigualdad: uno es el esclavo y el otro es el esclavista (que ejerce su poder a través de la magia, haciendo bastante complicado para el que está abajo poder rebelarse contra el que está arriba).

No sé, es que a veces parece que solo puede haber Un Héroe Incorrupto Máximo o una cuadrilla rollo partida de Dungeons & Dragons, tú el bárbaro, yo el arquero, acróbata, mago y el caballeroooo, cuando en realidad, como ya vimos con Gotrek y Felix, las posibilidades de un dúo dinámico son muchas. En este caso lo bonito es el contraste, el intelectual y el guerrero, el politeísta y el «dios no sé, pero algo tiene que haber», el viejo y el joven… y bueno, que sí que hay una atmósfera muy interesante, al margen de los protagonistas, con sus elementos clásicos y sus elementos propios, un «esto me encaja perfectamente y siento que podría haberlo leído ya… pero el caso es que no, que se publicó hace poquito».

Funciona como un tiro porque es eso, un disparo, un estallido breve, PAM y se acabó. Ni introducción, ni desenlace: todo nudo, como parte de un todo al que jamás tendremos acceso pero que, al mismo tiempo, se sostiene por sí mismo. Hombre, si estás buscando pasar el mono de Juego de Tronos a lo mejor no te sirve como gota en el océano que es, pero si te va el rollo conaniano lo vas a gosar (y cuesta 5 irrisorios pavos, no me jeringues).

Contraportada:

Más allá de la Costa Nómada cualquier cosa puede pasar.

Un interminable y desolador páramo marca el límite de la civilización, una frontera que ningún hombre cuerdo se atreve a cruzar.

Más allá, miserables familias de pastores susurran en la noche, lanzando miradas esquivas a la oscuridad.

Más allá, extrañas ruinas se alzan imperturbables, ajenas al paso del tiempo.

Más allá, siniestras criaturas dormitan en las profundidades de la tierra, aguardando su momento.

Si vas más allá de la Costa Nómada, no esperes volver con vida.

A muerte, de Cris Miguel [Reseña]

A muerte es una historia en la que el Real Madrid cuenta con el amor del público pero no con el de Los Poderosos, así que Los Poderosos le tocan las narices a Cristiano Ronaldo y a Zidane.

Transcurre en un mundo lo bastante parecido a este como para que no nos resulte extraño (hay brecha de género laboral, hay 1% de casta y un 99% de pueblo, las masas se entretienen con deportes de contacto) pero lo suficientemente diferente (se parece más a la Roma del imperio que a nuestro presente, transcurre en otro planeta) que podemos calificarlo de «péplum galáctico».

En este caso, los Cristiano Ronaldo y los Galácticos de este planeta son gladiatrices (sí, mujeres que se dan de hostias en la arena del circo porque es el espectáculo que la peña demanda) y Zidane es Terentia, la mujer que lidera el grupo de gladiatrices (fue en su día gladiatriz pero ahora que ya tiene una edad dirige el cotarro). En lugar de partidos de 90 minutos, lo que tenemos son unos combates en la arena del circo… que a veces son a muerte (no como el fútbol moderno, EJEM). Su poquito de intriga, su poquito de hostias, su poquito de intrigas revolucionarias para acabar con La Casta y su poquito de ciencia ficción.

Me ha pasado con esta aventura (que compré por 8 pavos, atención, ganga) que cuanto más avanzada la trama, más me gustaba, hasta el punto que lo mejor (bueno, lo que más me ha gustado) ha sido el último capítulo. Esto, obviamente, repercute positivamente en el regustillo que se te queda después de leerlo (son cientoypico páginas en formato pequeñito, pal transporte público va perfekt).

Si te va el rollo pues palante, como las del tridente y la red.

Contraportada:

En un aislado planeta donde los puestos de prestigio están solo al alcance de los hombres, y donde una única mujer ostenta todo el poder por encima de todos ellos, las alternativas para la represada población femenina son muy limitadas. La arena del circo es una de ellas. Allí, tan rápido tocas la gloria como te cubren de sangre, y la muerte acecha hambrienta en cada encuentro.

Con este primera novela corta, que tan bien hace de prólogo, nos sumergimos en el universo de Ecatinta, un desértico planeta de ciencia ficción donde han retrocedido hasta una suerte de época romana en la que los combates a muerte son el mayor y más solicitado entretenimiento.

© 2020 Fantaciencia

Tema por Anders NorénSubir ↑