CategoríaLibros de fantasía

Cuando hablamos de libros de fantasía, en general, hablamos de un género literario en el que aparecen elementos que se salen de lo que podríamos considerar “elementos realistas”.

Este es un género de largo recorrido histórico, que ha tenido notables ejemplos publicados desde el principio de los tiempos (bueno, al menos cuando el ser humano comenzó a escribir). En los últimos años, han surgido nuevas corrientes literarias que beben de la fantasía más tradicional, como son las novelas Young Adult o “para adultos jóvenes”.

Libros de fantasía épica

Dentro de esta categoría hay otras categorías, siendo una de las más conocidas y representadas el de la fantasía épica.

Los libros de fantasía épica se caracterizan por contener elementos heroicos, heredados de las distintas tradiciones mitológicas (dependiendo del libro, estas tradiciones serán europeas, asiáticas, americanas, africanas… y dentro de ellas también corresponderán a las zonas concretas de las cuales sus autores beban).

Los libros de fantasía épica más conocidos son, seguramente, los de El Señor de los Anillos, de J. R. R. Tolkien, pero existen otras sagas, como la Dragonlance, la de los Reinos Olvidados, las aventuras de Conan o, de alto impacto en la actualidad, la saga de Juego de Tronos.

Premios Ignotus 2018

Ese tuit que veis destacado sobre estas líneas forma parte de un comunicado en Twitter (sí, ¡el futuro era esto!) lanzado al ciberespacio por José Luis del Río, Presidente de la AEFCFT (Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror), con motivo de los Premios Ignotus 2018.

Cerrado el plazo para inscribirse en el censo que permite votar a las obras de Fantasía, Ci-fi y Terror, del Río explicaba en esta red social que ha habido mucho movimiento: se ha apuntado mucha gente al censo de los Ignotus 2018, más de la que esperaban, y lo atribuyea un “cambio generacional”, a “nuevas temáticas anteriormente inexploradas”.

¿Se reflejará en los resultados finales?

Si Fantaciencia votase en los Ignotus 2018…

…votaríamos varias cosas. Como no queremos dar la chapa, sí que nominaríamos a Mejor Publicación Web a La Nave Invisible. Ahí queda eso.

Por lo pronto, algunas de las nuevas editoriales surgidas en los últimos meses están haciendo campaña para dar a conocer sus novelas y autoras elegibles. Es el caso de la Editorial Cerbero y su MACROhilo:

Otras editoriales también se han animado a hacerse autobombo, como es lógico.

Los Premios Ignotus nunca han tenido la repercusión de un gran premio, ni literario de ninguna otra índole, y aunque intenten ser los Premios Hugo españoles todavía no tienen el empaque suficiente para que sean tan reconocidos, aunque fuese a nivel nacional, como tales.

¿Será este año 2018 el que finalmente los coloque en el mapa?

Seguiremos informando.

 

Cómo escribí el cuentojuego “Elige tu propio sábado noche”

El 9 de febrero se presenta en la librería Cervantes y Compañía de Madrid el libro Cuadernos de Medusa de la editorial Amor de Madre (previamente Pezsapo).

En el cuaderno publica gente MOY BOENA como Marina Míguez Lamanuzzi, Eva Cid, Elizabeth Duval, Laura Gómez, Andresito o Rocío Vega y resulta que yo también tengo un huequito.

Elige tu propio sábado noche

Ese huequito que me ha correspondido lo he llenado con “Elige tu propio sábado noche“, un cuentojuego (o sea, la versión corta de un librojuego) donde encarnas a un tipo que sale una noche “a ver qué pasa”. De ti depende que se pille un ciego monumental o que le entre a esa chica que está sola en la barra.

Si pides otra copa, ve a 19. Si quieres hablar con la chica, pasa a 3.

Fácil, ¿no? Como Elige tu propia aventura.

Sé que mucha gente escribe por hobby o de manera profesional y tiene curiosidad por este tipo de cosas, así que se me ha ocurrido contar mi experiencia escribiendo este cuentojuego. Que se note que me lo pasé bien escribiéndolo y, no sé, a lo mejor le resulta útil a alguien.

VAMO PA LANTE:

Paso 1. Herramientas para escribir un librojuego

  • El PC con el procesador de texto que más rabia te dé.
  • Excel o su versión libre.
  • Un cuaderno y boli donde poder pintarrajetear flujos de lectura.

Paso 2. ¿Qué quieres contar con tu librojuego?

Parece una perogrullada pero hay que darle una pensada al librojuego antes de escribir el librojuego.

No hablo ahora mismo del argumento o los personajes sino de ser conscientes del contexto y de la intertextualidad de los textos (hola, Roland Barthes).

No sé si me estoy explicando.

Por decirlo así: como eres tú quien decide (jeje) qué opciones va a tener quien lo lea, y eso quiere decir que CONTROLAS SU LIBRE ALBEDRÍO, tendrás que tener cuidado con qué vas a dejar que la persona que lea el cuento pueda elegir.

Un ejemplo muy claro:

Si tu librojuego va de caballeros en brillante armadura que rescatan damiselas en apuros, no puede ser que le des a elegir entre si quiere comprar una espada o si quiere robar una espada: ¡un caballero de verdad nunca robaría una espada! Y, en caso de que le dieses a elegir esa opción, la consecuencia lógica a “sí, elijo robar una espada” debería ser NEGATIVA, no una recompensa.

Entonces,

[Atención, el siguiente espoiler es un poco destripe. Perdón]

si Elige tu propio sábado noche se publica en una editorial que publica cosas feministas y LGBTIQ+ pues, bueno, lógicamente no puede ser que te dé a elegir cosas chungas y, si te las da a elegir y las eliges,… bueno, atente a las consecuencias.

[Ya pasó]

Paso 3. Escribir (ahora sí) un librojuego

Una vez que tenemos más o menos claro por dónde van a ir los tiros, viene la parte más dura: lo que viene siendo el tema de escribir la cosa en sí de verdad. El tecleo máximo.

Hay tantas formas de hacerlo como gente que ha escrito librojuegos o cuentojuegos, así que os cuento la mía, y ya está.

El caso (atención, ¡contexto!) es que cuando Victoria me propuso participar en Cuadernos de Medusa se me ocurrió que tenía sentido escribir esto y no otra cosa.

Un relato normal de un tío que sale por la noche pues, no sé, no le veo mucha chicha, no me lo leería ni yo.

SIN EMBARGO, SI TÚ PUEDES DECIDIR QUÉ HACE ESE TÍO CON SU NOCHE…

…ya es otra cosa.

Además, le he metido detalles fantásticos porque si no, ejem, el que se aburría escribiendo era yo.

Así que más o menos sí tenía una idea de lo que quería contar: cuando sales por la noche (si eres, por ejemplo, un hombre hetero) puedes hacer muchas cosas, como intentar ligar, o a lo mejor mejor no te apetece haccer eso, a lo mejor te puedes ir a la barra a beber.

A lo mejor decides ir a la barra a beber, y cuando llevas mucho tiempo en la barra tienes que ir al baño, pero antes de ir al baño a lo mejor te apetece tomar otra copa, pero a lo mejor te apetece hablar con alguien que viste de lejos, entonces tienes que elegir: o vas al baño, o tomas otra, o hablas con una persona.

Pero a lo mejor cuando hablas con esa persona que viste de lejos te dice que no quiere hablar contigo, y entonces tú puedes decidir si paras de molestar o si sigues intentando hablar con esta persona que no quiere hablar contigo.

Como veis, ejem, no me fue difícil imaginar una noche random en un bar de rock hasta las 6.

Así que escribí un arco argumental. Con “arco argumental” me refiero a una microhistoria que forma parte del cuentojuego, una con introducción (la intro es común a todas, es el primer párrafo que lees), nudo y desenlace.

Y luego escribí otro argumental, y esta nueva microhistoria tenía una intersección con la primera microhistoria.

Y luego una tercera, que podía hacerte volver al principio si hacías las elecciones adecuadas.

Y así.

Para orientarme en la construcción de las distintas historias y la intersección de los distintos arcos, usé dos cosas: un cuaderno, para dibujar un mapa, y un excel.

Bajo estas líneas, podéis ver las secciones que tiene el cuentojuego (son los cuadrados) con anotaciones que me indican qué sucede en cada una de ellas, y hacia qué secciones puedes ir según lo que elijas en cada uno de ellos.

Creo que se entiende mejor si lo veis:

mapa libro juego

Y esto, lo combino con el Excel.

El Excel es la cosa más tonta del mundo: básicamente me sirve para tener el control de los párrafos usados y los que todavía no he usado.

Cuando llevas escritos 25 párrafos, necesitas saber dónde está cada cosa.

¿He usado el 23 o el 32? ¿Tiene sentido que desde el párrafo 3 te den a elegir si pasar al 4 o al 5? ¿No será mejor que puedas elegir entre el 34 y el 12, para que parezca mucho más anárquico todo?

Tomes la decisión que tomes, necesitas tener un control de qué has hecho y dónde lo has hecho. Aunque esta historia no es lineal, tiene que tener también una coherencia en su aparente incoherencia estructural.

excel libro juego

¿Veis los colores? Al principio estaban todos en verde y sin anotación. Cuando escribía un párrafo, lo ponía en rojo y brevemente señalaba qué sucede en ese párrafo. Además, volvía sobre el cuaderno y dibujaba ese arco de nuevo.

Y, como diría Zizek, so on, and so on, and so on. Hasta que consideré que se me estaba yendo de las manos y paré.

En total, son 30 secciones (creo) las que puedes visitar. Algunas te permiten volver atrás y otras solo van para delante.

Lo bueno es que puedes jugarlo varias veces, tomando distintas decisiones.

Paso 4. Comprobando que el librojuego funciona.

En esta fase, es ideal que contéis con ayuda. Yo tuve la suerte de que Marina y la editora, Victoria, se leyesen el cuento.

Marina lo leyó sin jugar, es decir, sentido de lectura tradicional. O sea, que se lo leyó “desordenado” según la lógica del cuentojuego, pero ¿qué conseguí con esto? Que me dijese si tenía sentido el tono general.

Victoria, sin embargo, se lo leyó jugando y esto es superimportante, porque se dio cuenta de que en uno de los párrafos me había olvidado de poner a qué nuevo párrafo tenías que ir si elegías una de las opciones.

Por supuesto, yo me lo leí una vez pero tenía ya la cabeza como un bombo y me ponía más nervioso que otra cosa rollo “ay me he equivocado ay no está bien”.

Así fue, ¡y poco más!

Ahora, ¡te toca jugarlo! A la venta el 9 de febrero, en la página de Amor de madre y en algunas librerías. Juégalo una vez, y luego vuelve a jugarlo probando otras elecciones, a ver qué pasa.

No te olvides de contarme qué te ha parecido el cuentojuegoElige tu propio sábado noche” por aquí, por Twitter o por donde sea.

¡Hop!

Más sobre librojuegos:

Qué es un librojuego

Pestañas asesinas, el librojuego

Si has escrito un librojuego, te invito a que dejes un comentario para que pueda conocerlo.

#Navidad2050 Microcuentos para concienciar sobre el cambio climático

El colectivo Contra el diluvio de acción contra el cambio climático ha lanzado en estas fechas navideñas de 2017 un certamen de microcuentos sobre el cambio climático.

El concurso ya ha terminado (finalizó el 6 de enero de 2018). Puedes ver quién ha ganado en la página oficial del colectivo Contra el diluvio.

Nos han gustado los ganadores, pero hemos seleccionado algunos microrrelatos climáticos que, aunque no hayan ganado, nos han gustado y creemos que merecen reconocimiento:

Estas eran las bases para poder participar con tu microrrelato sobre el clima.

Desde el lunes 11 de diciembre hasta el domingo 31 de diciembre, puedes escribir Twitter un relato de hasta 267 caracteres (los otros 13 son para el hashtag #navidad2050), usar el hashtag indicado y ¡participar en el concurso! (Si no tienes o no quieres usar tuiter, siempre puedes participar, con las mismas restricciones de espacio, a través del correo contraeldiluvio arroba gmail punto com, utilizando el hashtag como asunto, así como en Facebook, con el mismo hashtag).

El tema es evidente: cómo ves la temporada navideña del año 2050. Ya sea la cena de Nochebuena, la guardia de Nochevieja, las vacaciones, la ausencia de las mismas… lo que te parezca, siempre que quepa en el espacio establecido.

Esperamos que vuelvan a celebrar certámenes similares porque es muy interesante ver qué es lo que piensa la gente del cambio climático.

Es decir: los microrrelatos son hijos de nuestro tiempo y entre sus líneas se puede leer qué pensamos hoy, en el año 2018, del problema del cambio climático.

También cabe reseñar que estamos viviendo la creación de una corriente literaria, al menos en cuanto a temática y formal (¡ahora los relatos no hace falta publicarlos en imprenta, pueden lanzarse directamente a redes sociales!) que, probablemente, va a seguir desarrollándose en los próximos años.

Cli-fi o ficción climática

Definición: la climate fiction, cli-fi o ficción climática es un género literario, emparentado con la ciencia ficción y la fantasía, en el que se tratan temas relacionados con el clima, sobre todo con el cambio climático, sus causas y sus consecuencias, o de forma más amplia con el ecologismo y el activismo ecologista.

La ficción climática puede venir en cualquier formato: novelas, cuentos, cómics, microrrelatos o microcuentos, pero también películas, cortometrajes, obras de teatro… es decir, que los microrrelatos que hemos podido leer gracias a este concurso pueden encuadrarse dentro de este género o subgénero.

ficcion climatica

Mi cómic favorito de fantasía épica: OGLAF

Que no os engañen: las cosas buenas pueden pasar muchas veces en la vida. Una de esas ocasiones en las que me enamoré de un tebeo (no son muchas) fue cuando conocí Oglaf, sin duda mi cómic de fantasía épica / medieval inventado / alta fantasía preferido.

¿Que por qué me gusta tanto? Porque mezcla de una forma impecable todo lo que tiene que ver con dragones y mazmorras con algo que suele faltar en este género: humor y sexo. ¿Quién dijo que el feminismo no es gracioso? ¡Humor que no da grima sexista, aventura, espadas, romance, follisque!

Superrecomendado a cualquiera que esté ya con hartura de tanta espada y brujería seriota. ¡Esto es otra cosa!

Un cómic LGBT + NSFW

Antes de pinchar en el siguiente enlace (Oglaf es un webcomic gratuito, te vas a poder leer absolutamente todo lo que han publicado por la patilla) tienes que saber que no es apto para leer en el trabajo o con alguien mirándote por encima del hombro, lo que en inglés e internet se conoce como Not Safe For Work. Sí: es muy gráfico. Sí, hay de todo.

Yo solo aviso. Entra y flipa con Oglaf. Inclusivo, LGBT+ friendly y muy divertido.

Oglaf en español castellano

Resulta que la editorial de cómic española FANDOGAMIA se ha puesto las pilas y está traduciendo al español castellano el webcómic Oglaf. Puedes encontrarlo en el siguiente enlace. ¡A disfrutar! ¡Recuerda, NSFW!

Relacionado: La compañía amable, fantasía épica rolero-andalusí LGBT.

Vencer al dragón: La Inspiradora Historia De Una Madre Y Hechicera Emparejada Con Un Héroe De Leyenda

vencer al dragonHa coincidido la reedición en castellano de Vencer al dragón (Dragonsbane, en el original) con la reedición en castellano de El cuento de la criada, que a su vez coinciden en el tiempo con los primeros meses como Presidente de los Estados Unidos de América de, bueno, un tipo que decía por la tele que no podía contenerse ante las mujeres atractivas y que lo que hay que hacer con ellas es agarrarlas por el coño.

Estamos en el año 2017; Vencer al dragón se publicó originalmente en 1985 (estuvo nominado un par de veces en los premios Locus en años siguientes); El cuento de la criada es de 1984, Swastika Night es de 1937… ¿se va a acabar esto alguna vez?

Es un ciclo sin fin, el uróboros, el dragón que se muerde la cola.

Esta es la segunda entrada de la iniciativa Adopta una autora dedicada a Barbara Hambly.

¿De qué va Vencer al dragón?

La prosa poética de Barbara Hambly ya habría bastado para hacer de esta historia que le suena a todo el mundo algo diferente; pero no es, simplemente, una escritora con estilo. Es mucho más que eso.

La sinopsis no puede ser más típica: Hay un dragón muy malo liándola muy parda y un señor se va a buscar a un Héroe de Leyenda: John Aversin, el Vencedor de Dragones.

Sin emargo… Lo Que Se Encontró Al Hallar a Aversin Le Sorprendió y Estremeció.

Jenny: Madre y currela

La introducción que he propuesto al principio del artículo (que si Trump, que si El cuento de la criada…) es, básicamente, lo que iba pensando al leer capítulo tras capítulo de la novela.

Jenny, la protagonista (contra todo pronóstico) es una mujer muy cerca de los cuarenta, con un par de churumbeles, pareja del Vencedor de Dragones, instruída en las artes de la hechicería.

Resulta que no es muy buena encantadora porque no ha podido dedicarle todo el tiempo necesario: ha estado bastante ocupada criando a sus hijos.

1985, 2017. Time goes by so slowly. Vencer al dragón es una historia de mujeres de finales del siglo XX y principios del siglo XXI: demasiadas cosas que hacer para tan solo una vida.

Vamos a contar mentiras, tralará

Otro de los temas que desarrolla (y que es uno de los que más me gustan) es el de las narraciones o la construcción de historias más o menos verosímiles partiendo de un acontecimiento real pero que, en realidad, tienen lo justo justísimo de veraces.

A Gareth, más erudito que guerrero, le mandan buscar al Vencedor de Dragones al norte. Él, que se ha leído los cantos y las odas y las sagas épicas, se espera que el campeón sea, no sé, una mezcla entre Harrison Ford en Indiana Jones y Arnold Schwarzenegger en Commando con la Virtud y Moral de Santiago Abascal (por la gracia de Dios) vestido de Caballero con una Espada Mítica, a lo Rey Arturo. Lo que se encuentra es… un pastor. Que además usa anteojos.

¡Los cuentos son eso, cuentos! Propaganda. El pobre Gareth creía que el matadragones había acabado con el reptil como cantan las canciones: de frente, espada en ristre, honor, fuerza. Qué carita se le queda cuando le cuentan que no, que le engañaron, emplearon veneno para debilitarlo y finalmente acabaron con él… con un hacha. ¡Un hacha!

El relato histórico es siempre sesgado, se busque ese efecto o no. Gareth leyó los cantos que quisieron que leyese, por acción o por omisión. Su error fue comérselo con patatas, no ser crítico, confiar a ciegas en lo que le contaron. ¡Desdichado Gareth!

Vencer al dragón, como ocurría con Las señoras de Mandrigyn, un libro de fantasía épica que merece mucha más atención de la que cosecharon el 90% de libros de la Dragonlance y Reinos Olvidados juntos. La reedición de este año es una excusa perfecta para empezar a reivindicar el género más allá de Tolkien y, sobre todo, plagiadores de Tolkien.

Imagen: Ediciones B.

Título: Vencer al dragón
Autor: Barbara Hambly
Fecha de publicación: 2016
Editor: Ediciones B
En el idioma: Castellano
Género: Fantasía épica
ISBN: 9788466661584

Cuarto acercamiento al ovni, de Tamara Romero

Cuarto acercamiento al ovni, otra maravilla de Tamara Romero.

Los cuentos son tan breves que casi las premisas de su sinopsis son el pitch perfecto para que pique el gusanillo.

Mi preferido es el que da nombre a la recopilación, que es capaz de descolocar varias veces en muy poquito espacio de tiempo manteniendo, al mismo tiempo, una solidez en el relato espectacular.

El de las monjas que lanzan mierda con una catapulta a las personas que las asedian en el exterior del convento también es brütal, y con el de Pantócrator se me saltaban los ojos de las cuencas.

Relato corto bizarro

Como otros libros de relatos que se publican en la actualidad, me ha hecho pensar en eso que decía Poe (creo que era Poe) sobre la duración de los relatos. Para él, sus relatos tenían que leerse “de una sentada”, en una hora, hora y media. Ha pasado el tiempo y, ahora, “una sentada” es a lo mejor un viaje en bus de 20-30 minutos. Bueno, pues si nos guiamos por esto, los relatos de Cuarto acercamiento al ovni son hijos de su tiempo 100%.

Esta colección incluye las historias: Sabia serpiente, Cuarto acercamiento al ovni, El aeropuerto del fin del mundo, Modelo ajedrecista, Pantocrátor, Cabalatrix ha abandonado el edificio y Empieza por Z.

Puedes enterarte de más en su blog.

Librojuegos

Los librojuegos son obras literarias cuyo desarrollo narrativo no ocurre de forma lineal. Su característica principal es que la persona que lee el libro tiene un papel activo sobre lo que ocurre en la trama: puede elegir si la aventura avanza en una dirección o en otra mediante instrucciones incluidas en el propio libro.

El ejemplo más sencillo y conocido es el de los libros de Elige tu propia aventura. ¿Los recuerdas? Libros pequeñitos, de tapa blanda, de un color rojo muy característico que llenaron las estanterías de los niños de los 80 y los 90 en España.

Pero aunque fueron muy populares en nuestro país en esas décadas, lo cierto es que ha habido ejemplos de librojuegos desde mucho antes (al menos, desde 1930) y sigue habiendo en 2019. Por lo que parece, no van a desaparecer pronto. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Características de los librojuegos

La característica básica de un librojuego es que existen varias posibilidades en el desarrollo de la narración y que es el lector quien decide qué va sucediendo.

Los librojuegos clásicos suelen tener esta estructura en lugar de capítulos habituales:

  1. Párrafo o página con información.
  2. Elección (si quieres hacer una cosa, pasa a la página 3; si quieres hacer la otra, pasa a la 20).

Ejemplo:

“El dragón planeaba sobre el pueblo mientras los habitantes corrían de aquí para allá, tratando en vano de escapar de la muerte que acechaba desde arriba. A tu derecha, la milicia se prepara para lanzar una andanada de flechas contra el colosal reptil. A tu izquierda, tu caballo aguarda con todas tus pertenencias en sus alforjas.

Si quieres enfrentarte al dragón junto con los milicianos, pasa a la página 4.
Si quieres escapar a caballo, pasa a la página 45“.

El autor del librojuego no elabora una única historia que empieza en la página 1 y llega hasta la última de forma lineal, sino que hay varias posibilidades entrelazadas y es el lector quien debe decidir si va tomando una decisión u otra. En función de estas decisiones, la historia resultante es diferente.

Algunos librojuegos, se acercan todavía más al concepto de los juegos de rol incluyendo fichas de personaje e incluso tiradas con dados.

Es decir, en este caso estaríamos ante un librojuego que tiene más elementos de juego que otros, que son más parecidos a un libro normal y corriente.

Otros tipos de librojuegos

Rayuela, de Julio Cortázar, es posiblemente el librojuego más prestigioso jamás escrito.

Tal vez me haya tomado una licencia importante al considerar que Rayuela es un librojuego, pero sí que es cierto que tienen características comunes a estos.

Se trata de una narración no lineal donde cada lector puede elegir el orden de la trama, saltando de un capítulo a otro y, de esta forma, cambiando la trama con sus decisiones.

Por supuesto, elementos como la ficha de personaje o los distintos finales no aparecen. Sin embargo, está suficientemente emparentado como para reseñarlo en este post.

Librojuegos en España: la asociación Dédalo

La asociación Dédalo es una entidad sin ánimo de lucro que tiene como fin la divulgación cultural de la ficción interactiva y de los librojuegos, tanto en formato papel como digital, buscando aunar una comunidad de seguidores en todos sus ámbitos de aplicación (literatura, cine, radio, teatro, diseño de videojuegos y en general cualquier medio de expresión que interactúe con el espectador).

Su ámbito de actuación se orienta tanto a lo lúdico como a lo educacional y lo social, llevándose a cabo a nivel nacional.

Puedes visitar su página en el enlace anterior para apoyarles.

En este blog hemos hablado del “librojuego travesti” Pestañas asesinas. Puedes leer más en el anterior enlace.

¡Actualización a febrero de 2018!

Resulta que he escrito mi primer librojuego o más bien “cuentojuego” porque es más cortito. Se llama Elige tu propio sábado noche y está dentro de un compendio de relatos que publica Amor de Madre y que se llama Cuadernos de medusa. Te invito a que le eches un vistazo y si tienes curiosidad lee mi artículo sobre cómo escribí este librojuego en este mismo blog.

 

 

Historia del librojuego: Suffer the Consequences! de Doris Webster y Mary Alden Hopkins

Parece que hay consenso en la comunidad. Suffer the Consequences! (¡Sufre las consecuencias!) de Doris Webster y Mary Alden Hopkins es, con probabilidad, el primer librojuego escrito de la historia.

Efectivamente: dos autoras fueron pioneras en el género de los libros interactivos.

Puedes leer el hilo de James Ryan en Twitter sobre este tema aquí:

¿Cómo se escribe un librojuego?

Si te gusta la ficción interactiva, a buen seguro te habrás planteado escribir un librojuego. A continuación, tienes una respuesta (o tres) a esta pregunta:

¿Cómo se escribe un librojuego? Tres autores nos dan su respuesta

Librojuegos modernos: gamebooks en tu móvil

La evolución de los formatos de ocio ha hecho posible que ahora existan aplicaciones móviles que funcionan como librojuegos. Como siempre, es difícil darles un nombre concreto, pero muchos los conocen ya como “gamebooks“.

Tienen en común que, en lugar de videojuegos comunes, se basan sobre todo en el aspecto narrativo. Es decir, mantiene la idea de la lectura y la toma de decisiones, aunque no pasemos páginas físicas.

Lo que sucede en este caso es que se abre todo un abanico de posibilidades. Un teléfono inteligente permite mejorar la experiencia con imágenes y sonidos, además de tener la suficiente capacidad como para incluir mecánicas simples, como puede ser la generación aleatoria de resultados de dados, sin necesidad que lo hagamos con un dado analógico.

Puedes conocer más sobre los gamebooks o aplicaciones de este tipo en la página web de Cubus Games, una empresa dedicada a este tipo de entretenimiento.

Si todavía tienes más curiosidad, te dejamos un vídeo muy divertido de El Capo te canta la posta que explica a la perfección en qué consisten los librojuegos:

 

 

Solarpunk, historias de un futuro mejor

Solarpunk es un género o movimiento estético y cultural habitualmente encuadrado en la ciencia ficción o ficción especulativa. Las historias solarpunk dan una visión optimista del futuro. La vida, la ecología, las energías renovables y la sociedad después del capitalismo son elementos fundamentales en este tipo de ficción.

El solarpunk es un género de historias que se centran en la comunidad y la tecnología impulsada por la energía renovable, energía verde o energía limpia pero siempre pensando en crear un mundo más justo, igualitario, al estilo del socialismo o el anarquismo. El ecofeminismo, el ecosocialismo o la ecología radical son conceptos también relacionados.

En cuanto a su apariencia, algunas artistas le han dado un toque Art Nouveau, con mucha luz, cristaleras, placas solares y jardines colgantes, pero todavía hay mucho por definir en su estética.

No es únicamente un género (o subgénero, si queremos) literario: el cine, los cómics, un juego de rol o los videojuegos también pueden tener elementos que los relacionen con este movimiento.

¿Qué significa “Solarpunk”?

Es fácil ver que este género se llama así por la unión de dos palabras: solar y punk.

Tradicionalmente, el “punk” habla de la subversión del orden establecido (como en el ciberpunk) mientras que el “solar” indica esa luminosidad, naturalidad y el enfoque positivo del género.

El género de ficciones solarpunk está relacionado con la ficción climática y otros géneros, como el hopepunk, cuyas historias se alejan dela ciencia ficción oscura y distópica.

A pesar de ser un género de ficción, tiene mucho que ver con la realidad; no solo con el futuro sino también con el presente. Por ejemplo, mira este ejemplo de arquitectura bioclimática. ¿No es inspirador?

arquitectura bioclimatica solarpunk

Cómo contar una historia solarpunk

Un vídeo en inglés, “how to make a solarpunk story“, que creo que puede ser de vuestro interés:

La ficción climática o “clima ficción” (también conocida en inglés como cli-fi) es un término que ha empezado a emplearse en los últimos años (es decir, los comienzos del siglo XXI), aunque hay ejemplos de ficciones que tocan temas sobre el clima desde hace cientos de años, como las novelas de Julio Verne.

La actual preocupación por el cambio climático está potenciando este tipo de historias, ya sean distopías o utopías; en caso de que sean utópicas o positivas, está claro que encajan como “solarpunk“.

Recursos:

La fuerza de su mirada, de Tim Powers [Reseña]

la fuerza de su miradaMe gusta mucho cómo marca Tim Powers los comienzos de las aventuras de sus novelas: al protagonista le pasa algo que le jode la vida hasta el punto de no poder recuperar lo que ya tenía. Solo le queda ir palante. No pierde el curro o le deja la novia, no: viaja al pasado, se echa al mar con un barco pirata o se casa con un vampiro (sin querer). A partir de ahí, nada es como era antes.

Lo que pasa es que no es solo la situación lo que cambia para los personajes: cambia también su cuerpo.

El cuerpo del protagonista.

Cambia. Se modifica. Cronenberg, yo te invoco.

En el caso que nos ocupa, La fuerza de su mirada, Michael Crawford descubre una mañana que su mujer, recién casada con él, ha sido masacrada en el lecho que han compartido y ahora el personal cree, lógicamente, que él es el asesino. En su huida, un disparo (bueno, lo que él cree que es un disparo) le arranca de cuajo un dedo.

No hay vuelta atrás: tu cuerpo ya no es como era y no hay manera de que vuelva a serlo, y desde ahí todo suele ir a peor. Repito: a su mujer la destruyen. Es un personaje que conoces de medio capítulo, pero yo estaba casi SUDANDO cuando pasa. Por su parte, el protagonista sufre disparos, besos con cristales rotos en la boca y, por supuesto, envejecimiento. Powers te dice “mira, voy en serio”. A mí esto me flipa, ¿eh? Es lo que, entiendo, tiene que ser una aventura: hay una parte guapa guapa y emocionante, y otra absolutamente terrorífica, un sentimiento de “¿qué mierdas me va a pasar ahora?” que no cesa. Esto ocurre en En costas extrañas o Las puertas de Anubis, también.

Luego están los temas conocidos con los que se vende este libro: el tema de la fantasía histórica, la mezcla entre hechos reales y personajes conocidos (Shelley, Byron, Keats…), la relectura de los mitos de la historia del ser humano (occidental, va) y bueno, eso también está bien.

Pero vamos, a mí es que lo de la transformación de los cuerpos es que me pone la piel de gallina. Si tuviese le daría mis 10, pero aquí el tope es 5 así que 5 estrellitas (NOTA: en el cómputo global y sé que no es muy compartido esto estaría primero En costas extrañas, luego Las puertas de Anubis y luego La fuerza de su mirada).

Sinopsis de La fuerza de su mirada

El doctor Michael Crawford se hospeda en una posada inglesa de camino hacia su boda. Ebrio en medio de una tormenta y temeroso de perder el anillo con el que desposará a su prometida, lo coloca en el dedo de una estatua para recogerlo más tarde. Durante la noche despierta sobresaltado y recuerda dónde lo ha dejado; cuando sale a buscarlo descubre que la estatua no está. Aunque aún no lo sabe, Crawford ya se ha casado…

Título: La fuerza de su mirada
Autor: Tim Powers
Fecha de publicación: 2004
Editor: Gigamesh
En el idioma: Castellano
Género: Fantasía histórica, terror
ISBN: 9788496208001

El hechizo más fuerte, de L. Sprague de Camp

EL HECHIZO MÁS FUERTE

L. Sprague De Camp

 

Vista débilmente a través de una llovizna otoñal, que hacía brillar el empedrado a la luz del ocaso, la ciudad de Kern – antigua, colorida, bulliciosa y vital -, se extendía sobre las aguas del océano Occidental. Las banderas desplegadas de la ciudad se agitaban, con los pliegues húmedos, en los mástiles situados sobre las torres de vigilancia, a lo largo de los muros, donde los centinelas hacían guardia y observaban a través de la oscuridad.

A lo largo de la amplia calle Océano, como se denominaba la calzada situada frente al mar, unas pocas personas se movían en las tinieblas, mientras el agua gorgoteaba en los albañales. La mayor parte de las rechonchas barcazas de transporte que llevaban de un lado a otro el comercio de Kern, así como las estilizadas galeras que lo protegían de los corsarios de las islas Gorgon, habían sido dejadas fuera de servicio durante la estación, sacadas del agua y colocadas en cobertizos situados a lo largo de la playa al sur del paseo que daba al mar. Por lo tanto, había muy pocas naves utilizando los muelles y embarcaderos de la calle Océano, a excepción de las cajas usuales donde se colocaba el pescado, la mayor parte de las cuales estaba expuesta a la tormenta. Seguir leyendo

© 2019 Fantaciencia

Tema por Anders NorénSubir ↑