La paleta húmeda es una herramienta de pintado que se caracteriza por evitar que las pinturas acrílicas se sequen mientras las usamos, una vez las hemos sacado de su botecito.

Se trata de una paleta de pintura que retrasa el secado de la pintura en la propia paleta. La pintura fresca puede durar incluso días en nuestra paleta húmeda sin necesidad de volver a gastar más.

Lo mejor de la paleta húmeda es que la puedes hacer en casa con cosas que seguro que tienes, que son fáciles y baratas de conseguir. No es una herramienta, como unas tenazas o un cutter, que no podemos forjar, sino algo mucho más sencillo y con tecnología básica.

Por supuesto, puedes comprar paletas húmedas en internet y de marcas conocidas.

Cómo hacer tu propia paleta húmeda

Componentes de la paleta húmeda

  • Una paleta honda
  • Material absorbente
  • Superficie porosa
  • Agua