CategoríaPelículas y cine

Ideas anticapitalistas para tus historias (o partidas)

Para construir un mundo mejor, primero hay que imaginarlo.

Lejos de blackmirrores, hoy os propongo, con ayuda de mis amigas, ideas para historias o partidas o ambientaciones o lo que queráis en las que nos salimos un poquito de la lógica capitalista.

Hay otros mundos, están en este y hay que pensarlos, imaginarlos, darles forma y nombre.

0. …y llegó la pandemia

Actualizado a 21 de marzo de 2020.

Por mucho que digan algunos Capitanes Aposteriori, nadie se vio venir la problemática que ha desencadenado el Covid 19 o Coronavirus. A finales del año 2019 empezó en China y a principios de 2020 estamos en cuarentena en España.

La pandemia, reconocida como tal por la OMS, nos está dejando algunas enseñanzas:

  • Los curros importantes no son los que más cobran. Barrenderas, reponedoras, estibadoras, conductores de metro, enfermeros y doctoras, bomberos, fontaneros o limpiadoras son INDISPENSABLES.
  • No es una guerra: esto no se resuelve a tiros, se resuelve lavándote las manos. Reproducción por encima de producción. Salubridad por encima de flipados.
  • Si dejamos de currar, la economía se lleva una buena galleta (y nosotros con ella) pero en ningún caso se para el mundo. El mundo sigue dando vueltas y nosotros con él.
  • Nosotros no somos un virus para el planeta, pero está claro que podemos hacerlo mejor de lo que lo hemos hecho hasta ahora. La contaminación ha bajado en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona cuando se ha impuesto la cuarentena.
  • Si tan importante es tener conexión a internet, ¿por qué lo llevan empresas privadas? Tal vez habría que nacionalizarlas y garantizar su funcionamiento. Nos mantienen en contacto.
  • Si el principal sustento de una persona trabajadora es el salario, pero no hay salario si no se trabaja, ¿cómo podríamos subsistir? Tal vez un doblete: una renta garantizada pero unos servicios concretos (agua, luz, vivienda) también garantizados.

El post original que escribí empieza aquí:

1. Un mundo sin empleo (pero trabajando de otra forma)

Pasamos un porcentaje brutal de tiempo en el tajo y pensando en el tajo. ¿Y si no lo hiciésemos?

Podría haber un mundo donde nadie tiene que tener «una carrera», así que seguramente trabajaríamos pero no para un jefe que se lleva una parte de lo que generamos, sino para ti y para quienes están a nuestro alrededor.

En este sentido, no creo que estuviésemos ultraespecializados, sino que podríamos trabajar en varias cosas a la vez cuando sean necesarias. Si toca cuidar nenes se cuidan nenes y si toca hacer labores de carpintería se saca el martillo: solo trabajos ÚTILES.

Entonces, claro, si no pasamos 8 horas trabajando + 1 de comer + 1 de ir y volver al trabajo… ¡tendríamos mucho más tiempo para vivir de otro modo!

2. Un mundo donde todo el mundo tenga casa pero no vivamos aisladamente

Vivir en comunidad no implica abandonar la intimidad personal pero a lo mejor sí supone tener que subir a la azotea a regar el jardín del edificio con tu vecina la chunga.

Habría relaciones de proximidad y no tanto de afinidad. Habría que entenderse con gente que no nos cae bien porque compartimos placas solares o sótano donde pasar fresquitamente el verano.

Como los coches contaminan muchísimo, habría menos, puede que ninguno. No, ni eléctricos ni autónomos: más trenes y buses, eso sí. A tope con las bicis. Más espacio para peatones y menos para automóviles individuales.

Ojo a lo que suma Gatasombra:

¿Chalets? Bueno, pero si se han reducido los coches ya mola menos vivir allí, solitariamente. O a lo mejor es justo lo contrario: se han abandonado los centro de las ciudades, todos de asfalto, para irnos afuera. Si nos hemos ido afuera, ¿hay tiendas de barrio de nuevo?

3. Votar una vez cada cuatro años no es Democracia

Un mundo donde la organización jerarquizada solo se dé cuando sea necesario, por ejemplo en lo más crudo del verano, y es electa por toda la comunidad, como en los viejos tiempos de reunirse bajo el árbol de concejo. El resto del año autogestión colectiva.

A lo mejor no, a lo mejor hay un Estado fuerte que garantice lo público… pero si no hay Estado, tampoco habría policía y eso podría molar un montón.

4. Solarpunk

El steampunk estuvo bien, pero ¿y si en vez de mediante carbón generásemos energía con renovables?

De esto trata el solarpunk: radicalismo optimista con plaquitas solares.

El solarpunk, por cierto, plantea nuevas preguntas muy interesantes: ¿podemos sustituir toda la energía que se genera actualmente de distintas fuentes por la que conseguimos de fuentes renovables? Vamos más allá: ¿realmente necesitamos tanta energía?

5. Decrecimiento

Hilando con el anterior punto, imaginemos que realmente estamos produciendo más energía de la que humanamente se necesita para poder vivir adecuadamente, que estamos gastando muchísima en tonterías.

¿Cómo sería un mundo con una producción económica a la baja, donde el decrecimiento como teoría política fuese el pensamiento hegemónico y dominante? Si es imposible que todo crezca infinitamente en un plantea con recursos finitos, ¿cómo podría ser un mundo en el que se redujese la producción?

6. Dragones y Mazmorras con derechos laborales

Las historias épicas de guerreros legendarios que acometen gestas singulares están bien, pero imagínate qué pasaría si los guerreros tuviesen un sindicato que dijese «oye, ya está bien de explotarnos en beneficio de unos pocos nobles«.

Coda

Almudena Hernando desgranando la fantasía de la individualidad da muchas ideas.

Y ahora, ¿qué?

¿Se te ocurren más ideas? ¡Deja un comentario!

Imagen de winterseitler en Pixabay

NO VOTES GRIMDARK – Spot 10N Unidas Podemos #QuéFuturoQuieres

Resumen: el segundo spot de Unidas Podemos para el 10N está inspirado en distopías como Black Mirror o Years and Years.


A poco más de metro escaso de las nuevas elecciones generales del 10 de noviembre, la coalición Unidas Podemos ha lanzado un spot muy de ciencia ficción que muestra un posible futuro que, de entrada, va en contra de todo lo que creemos en Fantaciencia.

Lo han llamado #QuéFuturoQuieres, y ese es el hashtag con el que lo han estado moviendo en redes sociales.

Dentro vídeo:

Claramente inspirado en distopías distópicas que tan de moda están hoy en día (por culpa de Netflix, sin ir más lejos), rollo Black Mirror o Years and Years, la impresión y el regusto que deja es terrible. Es como si todos los miedos de nuestra época (cambio climático, vigilancia total, curros de mierda, acceso imposible a un hogar) se hiciesen (más) realidad.

Es cierto, sin embargo, que deja un resquicio a la esperanza porque «hay que luchar hoy» para que ese futuro no se cumpla, y al final la protagonista le mete una leche a la cámara estilo HAL 9000 (o el Gran Hermano) que va monitorizando todo lo que hace. ¡Neoludismo!

Es gracioso, porque el primer spot que lanzaron hace nada sí que está un poco más en la línea de imaginar futuros mejores.

En este caso, aprovechando aquello de que PDRO SNCHZ I, El Guapo, dijo que con ministros podemitas no podría dormir tranquilo, me parece mucho más bonito: sale gente sobando plácidamente. Eso sí que es un futuro que yo quiero.

Y tú, ¿qué spot prefieres? ¿Y futuro? ¿Grimdark o Hopepunk?

Películas de brujas (y magos, y hechicería, y akelarres…)

Todas las películas de brujas que te puedas imaginar, en nuestra lista. Historias de hechicería, aquelarres y ocultismo, desde las más modernas hasta las clásicas.

Cine con hechiceras como protagonistas absolutas o como secundarias de la trama. Filmes de brujería donde son buenas, donde son malas… o donde son ellas mismas, independientemente de lo que nos parezca a nosotros moralmente.

[Aviso para acólitas] ¡Ojo! Las películas que proponemos en este artículo no son para niños. Bueno, algunas sí, porque los mayores podemos disfrutar también del cine familiar, pero encontrarás películas de terror no recomendadas para menores de 18 años. Cuidadín 😉 

Ahora que hemos hecho el aviso, adéntrate en la lista, que quiere ser la más extensa (estamos trabajando en ello), de películas de brujas en castellano o en otro idoma de la red. ¡Si falta alguna, déjanos un comentario!

Cine de brujas y hechicería

The Craft

(Jóvenes y brujas, Andrew Fleming. 1996)

Son brujas y son jóvenes, una historia de amistad y competición. Un clásico del cine adolescente, materia prima para luego jugar a Vampiro: La Mascarada. ¡Y sale Assumpta Serna!

THE VVITCH

(La bruja, Robert Eggers. 2015)

Actuaciones de diez, atmósfera opresiva y fotografía que te mete hasta el fondo en una historia de brujas a la antigua usanza.

All Cheerleaders Die

(Todas las animadoras mueren, Lucky McKee. 2018)

Brujas modernas: ¡una gótica wiccana! Divertidísima y con su puntito gore, aunque la historia que cuenta de violencia hacia las mujeres sea, en el fondo, muy dura. Satisfactoria (mejor que la veas).

Jennifer’s Body

(El cuerpo de Jennifer, Karyn Kusama. 2009)

Nadie mejor que Megan Fox para interpretar esta película. Merece la pena por verla en otro registro. Gran película.

Hocus Pocus

(El retorno de las brujas, Kenny Ortega. 1993)

Un clásico del cine familiar de brujas. Tres moiras muy, muy divertidas. Si eres peque te puede dar un poco de susto, pero la vas a disfrutar. Si eres mayor la disfrutas al 150%.

Más películas de brujas

  • Prácticamente magia (1998)

  • El proyecto de la bruja de Blair (1999)

  • The Lords of Salem (2012)

  • La bruja (2016)

  • La maldición de las brujas (1990)

  • Las brujas de Eastwick (1987)

  • Suspiria (1977)

  • Arde, bruja, arde (1962)

  • Witchfinder General (1968)

  • Las brujas de Zugarramurdi (2013)

  • Maléfica (2014)

  • El Mago de Oz (1939)

  • La bruja de Blair (1999)

  • Häxan: La brujería a través de los tiempos (1922)

  • Blancanieves y los siete enanitos (1937)

  • La estación de la bruja (1973)

Las películas no paran de hacerse. Esta lista está en continua actualización, extensión y mejora. ¡Vuelve pronto para ver si hay alguna nueva!

© 2020 Fantaciencia

Tema por Anders NorénSubir ↑