Solarpunk es un género o movimiento estético y cultural habitualmente encuadrado en la ciencia ficción o ficción especulativa. Las historias solarpunk dan una visión optimista del futuro. La vida, la ecología, las energías renovables y la sociedad después del capitalismo son elementos fundamentales en este tipo de ficción.

El solarpunk es un género de historias que se centran en la comunidad y la tecnología impulsada por la energía renovable, energía verde o energía limpia pero siempre pensando en crear un mundo más justo, igualitario, al estilo del socialismo o el anarquismo. El ecofeminismo, el ecosocialismo o la ecología radical son conceptos también relacionados.

En cuanto a su apariencia, algunas artistas le han dado un toque Art Nouveau, con mucha luz, cristaleras, placas solares y jardines colgantes, pero todavía hay mucho por definir en su estética.

No es únicamente un género (o subgénero, si queremos) literario: el cine, los cómics, un juego de rol o los videojuegos también pueden tener elementos que los relacionen con este movimiento.

¿Qué significa “Solarpunk”?

Es fácil ver que este género se llama así por la unión de dos palabras: solar y punk.

Tradicionalmente, el “punk” habla de la subversión del orden establecido (como en el ciberpunk) mientras que el “solar” indica esa luminosidad, naturalidad y el enfoque positivo del género.

El género de ficciones solarpunk está relacionado con la ficción climática y otros géneros, como el hopepunk, cuyas historias se alejan dela ciencia ficción oscura y distópica.

A pesar de ser un género de ficción, tiene mucho que ver con la realidad; no solo con el futuro sino también con el presente. Por ejemplo, mira este ejemplo de arquitectura bioclimática. ¿No es inspirador?

arquitectura bioclimatica solarpunk

Cómo contar una historia solarpunk

Un vídeo en inglés, “how to make a solarpunk story“, que creo que puede ser de vuestro interés:

La ficción climática o “clima ficción” (también conocida en inglés como cli-fi) es un término que ha empezado a emplearse en los últimos años (es decir, los comienzos del siglo XXI), aunque hay ejemplos de ficciones que tocan temas sobre el clima desde hace cientos de años, como las novelas de Julio Verne.

La actual preocupación por el cambio climático está potenciando este tipo de historias, ya sean distopías o utopías; en caso de que sean utópicas o positivas, está claro que encajan como “solarpunk“.

Recursos: