Desde Serbia, un poquito de power metal épico: Sounds From a Dying World, de Claymorean. Muy divertida y destacable la voz de Dejana Garcevic, que oscila entre un par de registros que no suelen combinarse y que convierten este disco en algo único.